Beneficios y riesgos del café

   Sigo hablando sobre el café. Contiene cafeína, un alcaloide que posee propiedades estimulantes. Por eso se consume en momentos del día que tenemos que permanecer despiertos. La cantidad de cafeína depende del tipo de café. El arábica, más caro que el robusta, contiene más sabor y menos cafeína. Por eso en ocasiones se encuentran meclas de arábica y robusta.
   Beneficios del café:
- Reducción del riesgo de padecer demencia y Alzeimer.
-Reducción del riesgo de padecer Pakirson.
-Reducción del riesgo de padecer gota.
-Analgésico.
-Antineoplásico.
-Broncodilatador.
-Cardioprotector.
-Laxante y diurético.
Rendimiento cognitivo.
Riesgos del café:
-Sistema nervioso, puede producir insomnio.
-Causar ansiedad e irritabilidad.
-Sistema digestivo, puede producir cólicos, diarrea, vómitos, náuseas, úlceras gástricas.
-Colesterol.
-Embarazo y menopausia.
-Enfermedades coronarias y presión de la sangre.
-Adicción y síndrome de abstinencia.
-Estéticos, causa amarilleo en los dientes, se aconseja cepillarlos después de tomar café.
Diferencia entre teína y cafeína.
Hay una cierta base para esa diferenciación entre teína y cafeína, y es que, como todas las moléculas, la cafeína interactúa con las otras moléculas con las que se encuentra. El té, por ejemplo, contiene polifenoles, que actúan como freno a la acción de la teína, de forma que su efecto es mucho más lento que en el caso del café y, por lo tanto, menos intenso pero más duradero.
La función de los distintos componentes del té está siendo estudiada aún, así que no hay todavía información suficiente acerca de cómo interactúan entre sí.
Por ejemplo, el café tiene efectos perjudiciales para las personas que tienen problemas de colon irritado. En cambio, estos efectos negativos no se aprecian en el caso del té. Y es que el té contiene flúor y catequinas que anulan el posible perjucio de la cafeína, y por lo tanto se considera no sólo apto sino incluso beneficioso para los afectados de colon irritado.
De ahí que tenga sentido hablar de teína y cafeína como sustancias diferentes, ya que los efectos pueden ser diferentes en función de dónde la encontramos, pero eso sí, teniendo en cuenta que es la misma sustancia y que, por lo tanto, aisladas en las mismas cantidades producirán los mismos efectos.
Y es que esto es importante: aunque tanto café como té contengan cafeína, no la tienen en la misma cantidad. Y, como el té tiene menos cafeína que el café, hay que beber una cantidad mucho mayor de té que de café para notar los mismos efectos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario